Sala de Prensa - Noticias

SUBMARINO ISAAC

El submarino S-81 ‘Isaac Peral’ entra al dique seco del astillero de Navantia para el montaje de nuevos equipos.

Desde Ingemont enviamos nuestra más cordial felicitación a todo el equipo del astillero, que ha protagonizado, a través de un proyecto innovador, varios hitos notorios dentro del campo naval.

El submarino que se encuentra en el muelle de armamento del astillero de Navantia (Cartagena), fue varado el pasado viernes 25 de junio, como parte del calendario de pruebas de puerto que está siendo sometido tras su puesta a flote.

El submarino S-81 ‘Isaac Peral’ tocó agua, por primera vez, a principios de mes y se encuentra ya atracado en el muelle de armamento del astillero de Navantia, Cartagena, donde comenzará la siguiente fase de su desarrollo, las pruebas de puerto.

La puesta a flote es un hito de seguridad en la construcción del submarino y es también un gran acontecimiento para Navantia y sus profesionales, unido a todos los involucrados en este gran proyecto, Armada, el Ministerio de Defensa, Navantia y su industria colaboradora.

Ingemont Tecnologías S.A., mantiene una relación comercial con Navantia desde hace varios años. Actualmente, con un contrato de mantenimiento eléctrico, dentro de las instalaciones donde, entre otras labores, se ha prestado apoyo -dentro de las áreas técnicas pertinentes- en las zonas donde se ha desarrollo el S-81.

Por ello, publicamos esta excelente noticia para todos, para dar eco, dentro de nuestras posibilidades en redes, a este caso de éxito, que genera trabajo de calidad, a largo plazo, riqueza y estabilidad industrial, Según Navantia, el programa genera un total de 6.000 puestos de trabajo directos, indirectos o inducidos y tiene un impacto económico de más de 250 millones anuales, 80 de ellos en Murcia (el 1% del PIB regional).

Enhorabuena por tanto a TODO el equipo de Navantia, por lograr haber llegado hasta aquí, y de su mano, haber generado gran parte del tejido de empresas de servicios técnicos entre las que nos encontramos.