Nuestro inicio en servicios de mantenimiento y en concreto de instalaciones eléctricas ha sido la base de Ingemont. Aplicamos procedimientos de mantenimiento intensivos y adatados a los siste-mas de producción y gestión. Este histórico hace que el valor añadido que la experiencia de nuestro personal, así como del intenso conocimiento de multitud y diversidad de configuración de instala-ciones, equipos y marcas, sean señal de garantía y seguridad en esta tipología de servicio.

Ingemont ha desarrollado distintos alcances técnicos adaptados por tanto a cada instalación espe-cíficamente, buscando garantizar la operatividad y fiabilidad de los mismos y prolongar de esta for-ma la vida útil de los activos.

La adaptabilidad de nuestro servicio es fundamental para las necesidades de nuestros clientes, ya que la discontinuidad del servicio en estas instalaciones fundamentales tiene unas repercusiones que pueden resultar críticas en la continuidad y productividad del servicio. Las revisiones periódicas y legales de estas instalaciones se realizan por tanto en los periodos de tiempo que menor incidencia conlleve a nuestros clientes, buscando además realizar la mayor parte de los trabajos posibles sin necesidad de cortes de suministro.

Nuestro bagaje en este tipo de servicio se basa en colaboraciones con distintos tipos de industria como la del automóvil, industria pesada, minería, refinerías; al igual que en el sector terciario en hoteles, hospitales, centros comerciales y de distribución, etc.